14 comentarios

Marta

Para ella, que siempre está ahí, que aguanta mis manías, que soporta mis cambios de humor cuando se acerca una carrera importante, que me espera durante horas mientras corro por alguna ciudad o alguna montaña perdida, que me lleva y me trae, que me anima y que me consuela en los momentos difíciles, para ella va dedicado este post.

Hoy quiero rendir homenaje y dar las gracias a Marta, por todo lo que hace por mi. No sólo en el día a día sino también en mi faceta de corredor.

En la meta del GT60

En la meta del GT60

Se suele decir que “detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer” y yo me atrevería a decir que muchas veces (aunque no todas, cierto es) “detrás de un gran corredor siempre hay una gran mujer”. O en su caso contrario, un gran hombre detrás de una corredora.

Como decía, tengo la inmensa suerte de tener a Marta a mi lado. Me apoya en todas mis “locuras” y me anima a conseguir mis retos. ¡Con ella la cuenta de “Corttyrunners” nunca se agota! Si bien es cierto que a veces tengo que hacer sacrificios extremos como visitas “maratonianas” al IKEA mas cercano para recargar el saldo.

Como ella conozco a muchas otras mujeres y maridos de compañeros y compañeras que hacen todo lo posible para que sus parejas puedan disfrutar de lo que más les gusta. Por eso este homenaje también es para ellos y ellas. Un millón de gracias.

No penséis que con dar las gracias está todo hecho. Tenemos que ser conscientes del esfuerzo y de los sacrificios que muchas veces hacen por nosotros. Recordad que esto es sólo una afición y como tal tenemos que ser capaces de conciliar con nuestra vida familiar, social y laboral. Sobre todo la familiar.

Y como el tema de conciliar muchas veces está “jodido” cada vez somos más los y las “runners” que queremos llevar a nuestras parejas al “lado oscuro”. Si somos capaces de enganchar a la “parienta” o “pariente” a  esto del “running” será más fácil que nos siga aguantando y entendiendo. Es cierto que corremos el riesgo de que empiecen a correr mas y mejor que nosotros y nos dejen a la altura del betún, pero ahhhhhhh…. nadie te dijo que te metieras en semejante berenjenal.

Yo por mi parte sigo animando y acompañando a Marta cuando sale a correr. Me gustaría correr alguna carrera con ella, pero sobre todo quiero que disfrute corriendo y que se sienta bien haciéndolo. El resto llegará solo.

Después de entrenar juntos.

Después de entrenar juntos.

Os dejo deberes para estos días: cuidad a vuestros “contrari@s”, no dejéis pasar ni un momento para darles las gracias por todo lo que hacen por nosotros.

Muchas gracias por leerme.

Anuncios

14 comentarios el “Marta

  1. Qué guapos… Hoy tengo el día moñas y me he emocionado un poquitito!! Os adoro y espero que seáis felices hasta el infinito y más allá.

  2. ¡Enhorabuena pareja! a cada uno por la parte que os toca.

  3. Ay churri… que mongui eres…
    Jo, que me he emocionado y todo…
    Sinceramente, a mi con verte feliz me vale. Y ver lo contento que estás cuando entrenas, cuando vas a una carrera, con el blog, con las quedadas, con la gente tan maja que estás conociendo… con todo eso es suficiente.
    Eso si, la cuenta de corttys está a mi favor, muuuuuuy a mi favor! jijiji!
    I love you!!!!!
    Marta.

  4. Qué haríamos sin ellas… Un abrazo pareja!

  5. Que grande eres ¡¡¡ Los vacíos de corazón siempre envidiamos a los que tenéis la suerte de tenerlo lleno, pero es envidia sana. :)) Besotes de parte del “ELPRIMODELAPRIMA”

  6. Que afortunado eres en tener a Marta!
    Ya quisera a mi esposo como compañía de carreras o al menos me esperase en la meta.
    Recién cuando regreso a casa veo las sonrisas. Cuidala a montones!!!
    Saludos desde Chile.

  7. La verdad es que tienes toda la razón del mundo que conciliar es cada vez más complicado por el día a día que tenemos, y este es un deporte en el que todos los días le tienes que dedicar un tiempo, ya sea dándole a la zapatilla o haciendo esos “workouts” complementarios para reforzar el tren inferior y encima para algo que como bien dices, es por afición pura y dura. Por eso, muchas veces están ahí por nosotros, pero mirándonos con cara de incrédula (lo que todavía les da más merito) porque no nos entienden, pero están ahí, y es para no solo darles las gracias sino también para levantarlas un monumento.

    ¡Nos vemos en IKEA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: