8 comentarios

Consejos para cuidar tus pies.

Hoy os quiero hablar de como cuidar un poco mejor a un par de compañeros infatigables que nos ayudan a conseguir los retos que nos marcamos. Están junto a nosotros día a día sin casi rechistar y ya haga frío o calor, andemos o corramos, los llevemos desnudos o cubiertos con una zapatilla siempre dan todo lo que les pedimos y más. Ellos son nuestros nunca suficientemente valorados pies.

Como nunca o casi nunca les damos la importancia que tienen en nuestro día a día “correril” os voy a dar unos cuantos consejos para que su vida sea mas agradable y llevadera. Se lo merecen después de todas las perrerías que les hacemos pasar y lo sabéis.

Cuidado de los pies.

Julio tiene razón… lo sabéis.

Higiene.

Me da “cosa” empezar por esto, pero viendo y oliendo a algunos “personajes” que me encuentro en las carreras creo que es fundamental aclararlo. Es fácil: agua, jabón y ganas de agachar el lomo para llegar bien a todas las zonas donde se queda “mierdecilla” atrapada, entre los dedos, bajo las uñas, los talones… Sólo hay que rascar un poco. Después de limpiarlos a conciencia no está de mas secarlos de la misma manera. Podéis rizar el rizo dándoos algún tipo de  crema hidratante (pero esto ya es para sibaritas). Una buena limpieza os puede librar de ciertos problemas, como los hongos, aunque a alguno os gusten los níscalos y los champiñones, estos hongos de los que hablo seguro que os hacen menos gracia.

Estiramientos y ejercicios.

No podéis olvidaros de los “pinrelillos” a la hora de estirar ni tampoco a la hora de hacer ejercicios específicos. Si de vez en cuando (o habitualmente mejor) estiráis bien la planta de los pies, el empeine e incluso los dedos, seguro que tendréis menos molestias y propensión a lesiones. Importantes son también los ejercicios de fortalecimiento, sobre todo para la fascia plantar. En este interesante vídeo   encontraréis ejercicios, estiramientos y automasajes para intentar evitar la fascítis plantar (uno de los mayores enemigos del corredor ) o recuperaros si ya la sufrís.

Zapatillas y calcetines.

Tanto las zapatillas como los calcetines son dos factores fundamentales para que nuestros pies sufran lo menos posible. Una buena elección de las zapatillas es primordial, hay que tener en cuenta tu pisada, tu talla y también el ancho de tu pie. Yo suelo comprar medio número más del que me corresponde. El pie no tiene que llegar a dar en la puntera de la zapatilla, si es así tendrás que ir despidiéndote de alguna de tus uñas. Los calcetines suelen ser unos grandes olvidados pero también tienen una gran importancia. Un calcetín de un buen material, que se ajuste bien al pie, que no se mueva y que transpire es más que suficiente. De un tiempo a esta parte utilizo casi siempre calcetines Mund y me van de fábula. Hay muchas opciones en el mercado, prueba y quédate con la que mejor te funcione.

Cuidado de los pies

Limpios e hidratados, en la gloria bendita.

El verano

Durante los meses de verano solemos cambiar algunos de nuestros hábitos de calzado y eso nuestros pies lo notan. Pasamos mucho mas tiempo con las chanclas y sandalias, caminamos por la playa incuso a veces corremos descalzos por ella y estos cambios hacen que los pies sufran y aparezcan molestias. No estamos acostumbrados a hacer trabajar tanto la musculatura del pie y este se queja. Por eso hay que poner especial énfasis en los estiramientos durante esta época así como tampoco abusar de las chanclas… que las carga el diablo.

Las uñas

Fácilmente podría haber incluido a estas grandes amigas de los corredores en la parte de higiene pero creo que merecen su propio lugar en este post. Tened mucho mucho cuidado cuando os las cortéis. Hay que saber escoger muy bien la herramienta utilizada para el corte, la longitud que vamos a dejar y sobre todo el momento de cortarlas. Ni se os ocurra “podarlas” la noche antes de una carrera importante, los nervios os pueden jugar una mala pasada y llegar a la linea de salida con algún dedo mutilado. Especial cuidado también con la profundidad del tajo, si las dejamos muy cortas se nos clavaran en el mismo dedo y si las dejamos con algún borde punzante o un “pelín” largas pueden dañar algún dedo lindante o golpearse contra la zapatilla e inmolarse durante la prueba.

Recordad amigos y amigas que estos pequeñines, bueno, en algunos casos pueden ser del tamaño de un portaaviones de la marina estadounidense, nos soportan muchas horas corriendo, andando o simplemente estando de pie. Así que vamos a agradecerles con un poco de cariño todo este esfuerzo que hacen por nosotros sin pedir nada a cambio. Seguro que nos recompensarán con muchas alegrías.

Muchas gracias por leerme.

 

Anuncios

8 comentarios el “Consejos para cuidar tus pies.

  1. Sin duda unos “compañeros infatigables” los pies que bien merecen una atención y un cuidado especial. ¡Nosotros somos muy sensibles con este tema y nos ha gustado mucho el artículo! Un abrazo!!

  2. Excelentes tips, gracias por compartirlos. Saludos.

  3. Que buen post, unos grandes olvidados nuestros pies.Solo se acuerdan o nos acordamos cuando tenemos alguna pequeña molestia,pero que para un correrdor puede ser fatal.Saludos

  4. Buen artículo, Alberto. Básico para los corredores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: